Proyectos en San Cristóbal

El anterior hogar de una familia …

Muchas familias o mujeres viven en esas viviendas con sus hijos.

Compramos parcelas de terreno y construímos casas

En la ciudad de San Cristóbal viven aproximadamente 22.000 personas. La ciudad brinda la esperanza de conseguir una vida digna a las familias más pobres de los alrededores. Los niños en particular padecen de desnutrición. Los niños conviven con sus familias hacinados en precarias viviendas.

Con el fin de a largo plazo conseguir estabilidad y dependencia especialmente para las madres solteras, adquirimos un terreno donde construimos 14 casas en las afueras. Todas las casas de 95 metros cuadrados se dotaron de un equipamiento básico y un depósito para recoger agua (tres habitaciones, una encimera de ladrillo con extractor y un baño con wc y ducha), puertas y ventanas además de una canaleta para la recogida de agua.

El precio de un terreno oscila entre 3.000 y 5.000 € la construcción de una casa 7.500€ y las instalaciones 1650€. Estos costes también incluyen tanto la nivelación del terreno así como los la inscripción en el Registro de la Propiedad y los honorarios de todos los trámites legales y burocráticos.

PROGUA desea construir nuevas casas en el futuro para otras familias indígenas para que así los niños, generación tras generación, tengan un techo asegurado.

En estos momentos necesitamos construir un pozo para dotar de suministro independiente de agua corriente a las casas recientemente construidas.

Actualmente el hogar acoge a 40 niños

Hogar en San Cristóbal

Los niños acogidos aquí provienen de familias desestructuradas y de entornos particularmente difíciles… Niños huérfanos, discapacitados, abandonados, maltratados, bebés con SIDA o cedidos en tutela. Es cruel y difícil imaginar el destino de estos niños sin el Hogar.

En él se recuperan y son atendidos por personas en las que pueden confiar. Con el tiempo aprenden a reír de nuevo. La mayoría de ellos han vivido experiencias traumáticas. Si la cantidad donada por sus padrinos lo permite se le paga a un psicólogo para que una vez al mes le ayude a superar un pasado traumático, una enfermedad o la pérdida de sus padres.

El hogar no recibe ninguna ayuda del gobierno guatemalteco. Se financia exclusivamente con las donaciones. Cuatro religiosas, una trabajadora social y varios empleados del pueblo trabajan con gran entrega en él. Las M adres intentan ser equitativas en el reparto de afecto pero les falta tiempo para una dedicación individual.

Reparten a diario alimentos, ropa, zapatos, material escolar, medicamentos, artículos de higiene, etc. A todos los niños, para que nada les haga falta. Ni la Navidad ni los cumpleaños se festejan con regalos ya que los fondos apenas alcanzan para el abastecimiento para cubrir las necesidades básicas. A veces las fiestas son celebradas con los recursos más simples imaginables.

En 2011 compramos dos ordenadores para los jóvenes y siempre que es posible ayudamos al Hogar con grandes compras y con la restauración del inmueble.

También financiamos visitas médicas, aparatologia e intervenciones quirúrgicas requeridas por los niños para una mejora de su salud.

Niños campesinos y trabajo infantil

Sin una beca escolar, este año, al igual que su padre y su abuelo nunca aprenderá a leer y a escribir.

Becas Escolares

Desafortunadamente en Guatemala los niños que no reciben una ayuda económica no tienen la oportunidad de ir a la escuela.

Nosotros creemos que los niños tienen derecho a la educación. La pobreza impide la educación, la educación evita la pobreza.

Con una beca escolar se le ofrece a un niño un futuro. La escolarización de los niños brinda la mejor oportunidad de romper el ciclo de la pobreza, mejorar sus vidas y las de sus familias consiguiendo trabajo digno y suficientemente remunerado.

El “apadrinamiento” cambia para siempre la vida de un niño que a menudo vive con sus padres y numerosos hermanos en precarias viviendas sin electricidad ni agua corriente.

Una beca les proporciona un reconocimiento personal, integridad. Es un poco de “luz” en su triste vida cotidiana.

¡Apadrine a un niño de las Tierras Altas de Guatemala!

Una vez solicitado el apadrinamiento se le enviara una fotografía de su ahijad@ y sus datos personales junto con un informe y la solicitud de transferencia de 240.00 € anuales, Con ellos se le entregan los libros, el material escolar y el uniforme para el curso, se les da una comida caliente a diario y se paga a los maestros.

Al final del año escolar usted recibirá un certificado de notas y una carta personal de su ahijad@ acompañados de una fotografía reciente. Puede, por supuesto, escribirle en cualquier momento para mantener un contacto personal.

¡Anímate y apadrine ahora!

Escríbeme: dorle@progua.com

Comedor

Las Madres dirigen un comedor en el Hogar en el que aproximadamente 400 niños reciben una comida caliente a diario. Este comedor fue obsequiado por la entidad bancaria La Caixa y el Ayuntamiento de Valencia.

Los costes de su funcionamiento están cubiertos por las donaciones de entidades como la nuestra (Proyecto de ayuda a Guatemala) entre otros.
Comprar, organizar, cocinar y servir 400 comidas al día requiere un gran esfuerzo financiero y conlleva mucho trabajo. Su mejor contrapartida es la sonrisa que se dibuja en la cara de los niños todos los días.

La mayoría de niños de San Cristóbal trabajan en el campo, en el mercado o en la calle de limpiabotas.

Las viviendas de los lejanos pueblos en expansión urbana son asignadas sin derecho de permanencia por el Estado de manera arbitraria.

Las familias numerosas viven hacinados en condiciones lamentables en precarias viviendas hechas de lonas y/o plásticos sobre suelos de arcilla húmeda. Los frijoles y el maíz procesados en las condiciones más difíciles, proporcionan a los niños una dieta unilateral poco nutritiva que afecta a su salud.

Regalos y Ayuda Humanitaria

Las Madres cuentan con la gran ventaja de conocer bien a las familias del área de influencia de su convento así como su historia y sus circunstancias.

Son receptivas y se interesan por ellas. Brindan apoyo vital, moral y practico a las familias asoladas por la pobreza o a lo que queda de ellas tras el abandono de esposa e hijos por parte de los padres.

Gracias a donaciones externas independientes del proyecto se financia la compra de alimentos, ropa y artículos para la higiene personal tan a menudo como se puede, favoreciendo a los niños del Hogar a las familias más pobres y a los indígenas de los alrededores.

La cantidad y el contenido de cada donación se adapta a cada destinatario. Su asignación se basa en el tamaño de la familia y a sus condiciones de vida. Se tienen en cuenta los ingresos de algún miembro de la familia si existen y que uno o más niños vayan a la escuela entre otras cosas.

La trabajadora social, Iris, se encarga de asignar una limitada ayuda humanitaria de la manera más justa posible. Los regalos son de una gran ayuda de carácter existencial para sus destinatarios y les permite superar su difícil día a día.

Cuando estamos de visita tenemos la oportunidad de ayudar a su distribución. Ser participes de la gran alegría y gratitud de los destinatarios es muy conmovedor.

Los padrinos también pueden ofrecer ayuda de este tipo a sus ahijados con el envío de dinero para extras u otras cosas. Previa solicitud, la trabajadora social investiga las necesidades de la familia del niño o niña apadrinado e informa de lo que se necesita con más urgencia.

KENIAL eV, junto con atletas, llevan a cabo proyectos de ayuda infantil en todo el mundo.

En Diciembre de 2018 dos voluntarios de Kenial llevaron donaciones en especie, principalmente calzado deportivo a los niños del Hogar de las Madres de los Desamparados en San Cristóbal.

Nosotros, Project Aid Guatemala eV, estamos muy contentos y agradecidos de poder contar con un “socio” tan comprometido como Kenial eV (Su proyecto se presenta en la siguiente web):

www.kenial.de/de/guatemala

Atención Médica de Emergencia

El acceso a la atención médica en Guatemala es dramáticamente complicado y difícil.

Millones de personas mueren cada año por enfermedades que son prevenibles o fáciles de curar en los países en desarrollo. Como en los países más empobrecidos, en Guatemala, la mayoría de personas no tienen seguro médico y los servicios de salud pública son insuficientes. A menudo, tanto los medicamentos como las visitas al médico, no se pueden pagar. Las personas de los países en desarrollo con un sueldo medio no pueden pagar por una medicación de calidad y a menudo aceptan ofertas más baratas que a menudo son medicamentos adulterados que empeoran el estado de salud.

Mediante las donaciones también pagamos operaciones urgentes y compramos medicamentos de calidad tan a menudo como nos es posible. En estos últimos años pudimos evitar que un niño se quedara ciego, se realizó una cirugía de oído a una niña pequeña, se corrigió la amputación de la pierna a un niño que había sido realizada de forma deficiente, se proporciono medicación a 2 niñas con sida, se financiaron prótesis para varios niños, se le extrajeron cálculos renales a una mujer.

Ayuda Médica

En colaboración con personas de confianza intentamos proporcionar asistencia médica continuada para las emergencias que puedan surgir in situ. Nos gustaría ampliar este servicio para aliviar todavía más el sufrimiento de estas personas y asumir más tareas. Para ello contamos solamente con las donaciones.